La estimulación nerviosa transcutánea (TENS) es, por lo general, un pequeño aparato que suele usarse para tratar dolores agudos y crónicos, de forma rápida. El TENS en fisioterapia sirve tanto para tratar algias musculares como neurales de una manera no invasiva.

OJO NO confundir con EMS.

Aunque hay distintos tipos de TENS, en la mayoría podremos modificar en ellos la intensidad y la frecuencia, en algunos podremos modificar incluso el descanso entre cada impulso y, además, muchos otros tienen programas predefinidos con todo esto ya explicado y de manera predeterminada.

Por norma general no son equipos muy caros y se pueden adquirir por un módico precio. Hoy día (aunque podríamos generar controversia) hay pacientes que incluso lo tienen en casa.

∴ Beneficios del TENS

Como hemos comentado se usa en el día a día para el tratamiento de dolores musculares y dolores neurales de diverso origen.

Podemos explicar su eficacia con la teoría que crearon Melzack y Wall:

La base fisiológica en la que se fundamenta es explicada por la llamada teoría de la compuerta (o gate control theory). Esta teoría afirma que la activación de aquellos nervios que NO conducen sensación de dolor (no nociceptivas), pueden interferir en aquellos que SÍ lo hacen (dentro de una misma región). De esta manera “sobrecargamos” las señales que llegan a la médula, inhibiendo el dolor. Todo esto, hay que decirlo, sin prácticamente efectos secundarios.

Se ha comprobado que actúa de diversas formas (lo comentamos más adelante) sobre la inhibición de neurotransmisores excitatorios como es el glutamato (fomentan el dolor) tanto a nivel medular como supramedular (Sjölund y Erickson).

∴ ¿Cómo se usa?

La mayoría de revisiones y meta-análisis que hemos encontrado no concluyen nada acerca de la frecuencia a la que debemos colocar el TENS en el paciente y la teoría se resume de la siguiente forma:

 

MECANISMO SENSACIÓN INDICACIÓN

ALTA FRECUENCIA (80-100 Hz)

Teoría de la compuerta

Hormigueo o cosquilleo

Dolores agudos y superficiales

BAJA FRECUENCIA (1-4 Hz) Acción sobre opioides endógenos Contracción muscular

Dolores crónicos y profundos

 

La duración del tratamiento irá de 20-30 min., sin sobrepasar los 45 min.

Dependiendo del aparato tendremos uno o dos canales, por lo que podremos colocar 2 o 4 parches en consecuencia. En principio no existe ningún apunte especial en cuanto a la colocación de los parches, aunque si existen diversas maneras de hacerlo, esto dependerá de la experiencia empírica de cada uno:

  1. En el mismo punto de dolor, siempre y cuando la piel no tenga heridas ni erosiones.
  2. A los extremos de dicho punto.
  3. En el recorrido del nervio (algunos lo colocan incluso en la raíz) o dermatoma.
  4. Sobre trigger points (o puntos gatillos).

∴ Patologías en las que se aplica

  • Patologías donde existe compresión nerviosa y/o distrofia simpática refleja (síndrome del túnel carpiano).
  • Dolor del muñón y/o dolores del miembro fantasma.
  • Dolores de cuello y espalda donde se irradia el dolor a brazos y piernas.
  • Afectaciones del trigémino.
  • En cuidados paliativos, controlando el dolor.
  • Dolores en embarazo y post-parto.
  • Neuralgias post-herpéticas.

∴ Contraindicaciones

  • Dolor de origen desconocido.
  • En personas con marcapasos o enfermedades cardíacas.
  • Epilepsia.
  • Primeros tres meses de gestación.
  • Sobre la zona del seno carotídeo.
  • Piel dañada o disestésica.
  • Internamente en la boca.

→ Evidencia científica

Existe bastante evidencia que confirma el uso del TENS como alivio en la mayoría de dolores musculo-esqueléticos y neurales, así como en dolores agudos y crónicos.

Actualmente, se usa bastante esta técnica en casi toda clínica de fisioterapia a la que vayamos. Su uso está bastante generalizado y aunque la teoría la sabemos correctamente a veces echamos en falta algún que otro estudio que nos puntualice algo más acerca de esta técnica.

Aunque sigue quedando un poco en el aire el cómo usar los parámetros, parece que en casi todas sus combinaciones conseguimos un efecto inhibitorio del dolor casi al instante.

Os dejo varias revisiones que os pueden resultar de interés:

¿Qué respuesta fisiológica desencadena la aplicación de la técnica de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea? JJ Amer Cuenca – C Goicoechea – Este estudio nos afirma que el TENS influye en la activación de los distintos receptores opioides y, para sumar, nos comenta que tanto su uso en baja o alta frecuencia participa en ello, cada uno en receptores distintos.

Además, sí que podemos influir en la circulación periférica, pero sólo cuando hay contracción muscular. Dato curioso de este mismo estudio: Recomiendan no usar el TENS bajo los mismos parámetros durante 4 días seguidos por posible desarrollo de la tolerancia por parte del paciente.

Transcutaneous electrical nerve stimulation for postoperative pain control after total knee arthroplasty: A meta-analysis of randomized controlled trials. – Se evaluó el uso del TENS en las artroplastias totales de rodilla, con una eficacia evidente frente al dolor y frente a la ingesta de opioides.

A Meta-Analysis of Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation for Chronic Low Back Pain. – Mucho se ha hablado de su uso en el dolor lumbar, y he encontrado también bastantes webs que niegan su eficacia. No obstante, os dejo este meta-análisis bastante curioso sobre el dolor crónico en la parte baja de la espalda, donde reafirman la eficacia de dicha técnica.

¡Un saludo!

[Total:1    Promedio:5/5]
Compartir: