La neuralgia es una alteración sensitiva, dolor y/o síntoma de una lesión que afecta a los nervios. Esta alteración puede deberse a una compresión, distorsión, exposición al frío u otras formas de irritación, o una lesión en las vías centrales del dolor. Las neuralgias craneofaciales abarcan una serie de entidades caracterizadas por demostrar dolor de carácter neuropático (paroxístico, de breve duración, de localización a lo largo del territorio de distribución de un nervio).

La mayoría de neuralgias provocan dolores neuropáticos:

El dolor neuropático es difícil de reconocer, pero suele tener las siguientes características…

Se realizan pruebas muy sencillas para detectar si el paciente experimenta este tipo de dolor:

  • Disestesia: sensación desagradable y espontánea.
  • Alodinia: dolor por un estímulo que normalmente no es doloroso.
  • Hiperalgesia: respuesta dolorosa aumentada.
  • Hiperestesia: sensibilidad aumentada.
  • Hipoalgesia: sensibilidad disminuida a estímulo normalmente doloroso.
  • Hipoestesia: sensibilidad disminuida.
  • Parestesia: sensación anormal espontánea y no desagradable.
  • Hiperpatía: hiperalgesia, hiperestesia, disestesia, umbral doloroso aumentado por estímulo repetitivo.
  • Radiculalgia: dolor a lo largo de la distribución de una o más raíces sensitivas (suele ser frecuente en estos dolores).

Neuralgias más frecuentes

Entre las neuralgias más frecuentes se encuentras las siguientes:

Neuralgia del trigémino

Es un trastorno del nervio trigémino que causa episodios recurrentes de dolor paroxístico, es decir un dolor intenso, superficial de forma punzante o eléctrico en alguna de la mitad de la cara. Es posible que dure de un segundo a dos minutos y habitualmente respeta el sueño. Pero el dolor también puede presentarse de una forma espontánea, es muy frecuente la presencia de puntos gatillo que se activan ante provocaciones táctiles o térmicos, como masticar, hablar, cepillase los dientes, bostezar, comer entre otros…

La neuralgia del trigémino se considera la aflicción más dolorosa destacada en la práctica. El lado derecho de la cara suele afectarse con más frecuencia (60%), siendo bilateral en sólo 1-6% de los casos. El origen de la misma es desconocido, pueden diferenciarse causas periféricas y centrales. Pero se ha relacionado con una agitación del nervio trigémino porque se comprime un vaso (arteria o vena) o de forma muy particular por la compresión debida a un tumor (0,8-3% del total de casos).

Mayormente la neuralgia del trigémino puede provocarse a cualquier edad pero el 70% de pacientes son mayores de 50 años. El pico máximo de incidencia está entre los 50 y 60 años.

Neuralgia postherpética

La neuralgia posherpética es el dolor usual en áreas de la piel inervadas por nervios infectados con herpes zóster. La misma es una erupción en la piel muy dolorosa, que crea ampollas llenas de líquido originada por la reactivación del virus varicela-zóster, que es el virus causante de la varicela. Las personas que han tenido este virus continúan soportando dolor después de que la erupción haya desaparecido.

Esta neuralgia principalmente se origina con mayor frecuencia en personas de edad avanzada, es decir, personas mayores de 50 años que hayan sufrido herpes zóster pueden tener neuralgia posherpética. Sin embargo, solo alrededor del 10% de las personas con herpes zóster desarrollan neuralgia posherpética.

El diagnóstico de la neuralgia posherpética suele basarse en los síntomas y en los resultados de la exploración física en personas que hayan sufrido un herpes zóster.

Aunque se han ensayado varios tratamientos para la neuralgia posherpética grave, no existe ninguno que funcione en todos los casos.

Los tratamientos para la neuralgia posherpética pueden consistir en:

  • Ciertos anticonvulsivos (como la gabapentina y la pregabalina)
  • Algunos antidepresivos (como la amitriptilina)
  • omada de lidocaína tópica
  • A veces opioides
  • En casos no tan frecuentes se prescribe la inyección de un corticoesteroide en el líquido cefalorraquídeo, que puede resultar favorable.
  • Inyección de toxina botulínica en el área afectada, para que pueda lograr reducir el dolor

Como se producen las neuralgias

La neuralgia se produce por algunas situaciones como estas:

  • Irritación por químicos.
  • Enfermedad renal crónica.
  • Diabetes.
  • Infecciones como herpes zóster, VIH, enfermedad de Lyme y sífilis.
  • Medicamentos como cisplatino, paclitaxel o vincristina.
  • Porfiria (trastorno de la sangre).
  • Presión sobre los nervios por huesos, ligamentos, vasos sanguíneos o tumores cercanos.
  • Traumatismo (incluyendo cirugía).
  • En muchos casos, la causa se desconoce.

La neuralgia posherpética y la neuralgia del trigémino son las dos formas más comunes de neuralgia. Una neuralgia relacionada pero menos común afecta al nervio glosofaríngeo…

La neuralgia es más común en las personas de edad avanzada, pero puede ocurrir a cualquier edad.

Posible tratamiento de la neuralgia

De acuerdo al tipo de neuralgia, cada especialista indicara un tratamiento pero los más manejados son:

Tratamiento fisioterapútico

El abordaje desde la fisioterapia tendrá como objetivo la analgesia, ya que el agente causal de estas patologías no puede ser tratado desde la fisioterapia.

  • Electroterapia: el TENS es una de las herramientas de electroterapia que ha demostrado buenos resultados a nivel del dolor, ya que consigue aliviar bastante cuando el dolor es agudo y bien localizado.

  • Ultrasonidos: La teoría nos dice que tiene utilidad debido a su capacidad antiinflamatoria y antiespasmódica, por lo que aplicándola en modalidad terapéutica antiinflamatoria deberíamos conseguir resulados. No obstante, esto es lo que sabemos de esta técnica.

  • Masoterapia: Un masaje superficial en el recorrido nervioso puede producir efectos beneficiosos sobre el área afectada. Sin embargo, existen pacientes con sensibilidad al tacto afectada y puede ser molesto.

  • Crioterapia:  Produce alivio del dolor y efecto anestésico sobre el área a tratar, así como efecto antiespasmódico. Puede aplicarse de manera local o con masaje.

  • Cinesiterapia: Las técnicas de cinesiterapia y terapia articulatoria manual han demostrado resultar beneficiosas en aquellos casos de afectación del trigémino, en concreto.

  • Neuromodulación / terapias con agujas: Suelen presentar resultados positivos mediante el tratamiento de puntos dolorosos en las neuralgias cuando se abarcan con técnicas más invasivas, en especial la neuromodulación que afecta directamente a los nervios de la región afecta.

Tratamiento farmacológico

La Carbamacepina que es el método más común y eficaz.

También se utilizan:

  • Baclofeno
  • Gabapentina
  • Pregabalina
  • Lamotrigina
  • Fenitoína
  • Topiramato
  • Levetiracetam
  • Lacosamida
  • Bloqueantes de receptores de NMDA como la duloxetina y la venlafaxina

Otros tratamientos dependen de la causa, la ubicación y la severidad del dolor. Estos medicamentos para intervenir el dolor pueden incluir:

  • Antidepresivos
  • Anticonvulsivos
  • Analgésicos de venta libre o recetados
  • Medicamentos para el dolor en forma de parches o cremas para la piel

Tratamiento quirúrgico

Los tratamientos quirúrgicos se realizan habitualmente cuando el tratamiento con medicamentos no funcionan o no hacen efecto. Tiene como finalidad impedir los impulsos nerviosos en algún punto del recorrido neuronal y son técnicas que requieren solo anestesia local. En algunos casos, se pueden realizar técnicas percutáneas (a través de la piel). Y en otros pueden ser de ayuda las terapias complementarias.

¡Un saludo!

[Total:1    Promedio:5/5]
Compartir: