La pandemia ocasionada por el COVID-19 ha llegado para reafirmar los múltiples desafíos que nuestra sociedad afronta en términos de economía, política y sobre todo, salud pública. Debido a la contingencia, la profesión del fisioterapeuta ha sido movida a un entorno digital donde la telemedicina está en pleno crecimiento… ¿o no?

Con toda la incertidumbre generada por el virus COVID-19 los fisioterapeutas tienen que establecer una distancia de por lo menos de 2 metros en las instituciones de salud. Es por esto que los pacientes no pueden adquirir los servicios de rehabilitación básicos y complementarios debido al estado de confinamiento decretado por muchos gobiernos.

Gracias a este cambio de paradigma los profesionales de la salud tendrán que adquirir competencias en manejo de herramientas tecnológicas para la comunicación. Y además, generar habilidades personales todo con el fin de prestar un servicio excelente a distancia. También se debe garantizar la seguridad en esta práctica.

Por eso es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones que se compartirán en los siguientes apartados.

Desarrollo del Estudio

Propósito y definición de la terapia física a nivel digital

El propósito de la práctica de la fisioterapia a nivel digital es facilitar la prestación de los servicios de fisioterapia mejorando el acceso de la información y la gestión de los recursos para la atención médica. Este enfoque tiene un sentido tan amplio que abarca de forma adecuada los conceptos de telemedicina aplicada.

A la luz del COVID-19 la práctica de la fisioterapia a nivel físico se ha transformado a una de corte digital. Todo eso se hace con el fin de preservar la salud de los pacientes y claro está, de los trabajadores de la salud.

Consideraciones para la práctica de la terapia física a nivel virtual

Las ventajas de la práctica se han desagregado en tres componentes: paciente, trabajador de la salud y la sociedad en general. Se busca el máximo nivel de servicio representado en una atención vía telemática pero con calidad. Eso ayudará también a afianzar la relación de confianza entre paciente y terapeuta.

También se menciona que se deben tener en cuenta todos los aspectos regulatorios a nivel legal que tengan lugar con el fin de brindar un servicio de telemedicina acorde con las necesidades de los pacientes y en su lugar no disminuir la calidad del servicio ni siquiera por factores de nivel tecnológico, algo sumamente complicado.

Los desafíos para que estos métodos de atención sean masivos tienen que ver directamente con el tipo de educación que tengan los usuarios y los prestadores de los servicios de rehabilitación. Se han encontrado carencias en el manejo de tecnologías básicas que frenan que las consultas de telemedicina sean fluidas.

Tampoco se deben olvidar los elementos éticos que rodean todo el proceso de atención en rehabilitación a un paciente, que muchas veces involucra a su familia. Estos factores de ética también deben permanecer intactos pese a que el proceso de atención se haga de manera virtual.

Direccionamientos futuros en la práctica de la fisioterapia digital

Se debe aprender de pandemias del pasado como la Gripe Española que mató a más de 50 millones de personas en el curso de 2 años. No solamente debemos enfocarnos en pensar que la telemedicina será la solución pues pregúntate que pasaría si ocurre un apagón de telecomunicaciones a nivel mundial o nacional.

Lo más claro que debemos ir haciendo es combinar los elementos virtuales con los de atención física, en la medida en que nos vayan permitiendo las autoridades. Fusionar lo virtual con el contacto físico no deja la responsabilidad solamente en la telemedicina y no frenaría los procesos individuales de cada paciente.

Conclusión

En general, reconocen que el papel de los fisioterapeutas debe ser avanzado por profesionales informados en colaboración con asociaciones profesionales e internacionales de fisioterapia. Así como, con ayuda de instituciones académicas y de investigación acreditadas, y grupos de defensa de pacientes.

Se deben reconocer las virtudes y ventajas de la telemedicina aplicada en la fisioterapia y no deben establecerse limitante ni barreras… La idea es adaptar la situación particular de cada contexto hospitalario y determinar la mejor solución que beneficie tanto al paciente como al personal de salud de primera línea.

No es necesario recalcar que la terapia manual está muy presente en nuestro día a día (sobre todo en España). Por eso es importante poder discernir qué paciente merece esa prioridad en nuestra consulta, cumpliendo las protecciones básicas posibles.

Las consultas de seguimiento son, desde mi punto de vista, las ideales para realizar de manera “online”, debido a que ya hemos diagnosticado y probablemente tratado al paciente y podemos conocer un estado previo de éste.

Hasta aquí el tema de hoy. Algo corto y a la vez interesante para volver a la carga con la web, espero que os haya gustado!

COVID-19 and the Advancement of Digital Physical Therapist Practice and Telehealth – Alan Lee

[Total: 0   Promedio: 0/5]
Compartir: